El shiatsu como herramienta en la gestión de las emociones

Shiatsu y emociones

Introducción

El shiatsu, además de generar un estado de relajación profunda, te puede ayudar a desbloquear emociones estancadas y permitirte dejarlas fluir para volver al equilibrio. El shiatsu es una herramienta complementaria al trabajo que puedes realizar con un psicólogo, para aprender a conocerte mejor a ti mismo. Es una vía de exploración más, para descubrir el camino hacia la paz interior. ¿Quieres saber cómo el shiatsu te puede acompañar en la gestión de tus emociones? Lee este articulo de mi blog o contacta conmigo para pedir una cita de valoración gratuita.

El Shiatsu

El Shiatsu es una terapia manual japonesa holística basada en la medicina tradicional china cuyo fin es ayudar a las personas en sus procesos curativos y en su auto-desarrollo.

Su traducción literal es “presión con los dedos” y el ministerio de sanidad del Japón lo define como: “Tratamiento que, aplicando unas presiones con los dedos pulgares y las palmas de las manos sobre determinados puntos corrige irregularidades, mantiene y mejora la salud, contribuye a aliviar ciertas enfermedades (molestias, dolores, estrés, trastornos nerviosos, etc.), activando asi, la capacidad de autocuración del cuerpo humano.

El shiatsu considera los síntomas y las enfermedades como manifestaciones de los desequilibrios. El shiatsupractor busca resolver las causas, la raíz del desequilibrio, trabajando con la energía (Qi) de la persona a través del cuerpo, ayudando a liberar bloqueos no solamente físicos, sino también emocionales y mentales.

 

¿Cómo las emociones interactúan con el equilibrio?

La rabia es una emoción relacionada con el meridiano del hígado y de la vesícula biliar

Cuando bloqueamos una emoción porque no nos permitimos vivirla, expresarla, o cuando somos incapaces de controlarla, cuando nos sentimos desbordado por ella, generamos un desequilibrio energético profundo que se va a manifestar a través de tensiones musculares, rigidez, bloqueo en el movimiento natural de nuestros órganos internos y de nuestras articulaciones. Surgen entonces, síntomas como dolor de cabeza, dolor de espalda, de cadera, de hombro, problemas digestivos o hormonales

Efectivamente, una emoción es una energía que tiene un ciclo de vida natural. Para ilustrar este ciclo de vida de una emoción, de cómo debería fluir en nosotros de manera sana, podemos verla como una energía que entra en nosotros al igual que cuando tomamos aire al respirar. Para completar el ciclo necesitamos vivirla y devolver parte de dicha energía al exterior como cuando expiramos. Es como un proceso de digestión también. Si no la devolvemos al exterior nos empezaremos a cargar internamente de presión y tendremos que emplear energías para contenerla. La vía natural para devolver dicha energía al exterior es mediante su expresión. Una de las partes más importantes de este ciclo es el aprendizaje que obtenemos. Por ejemplo, si sentimos rabia nos podría indicar que nos están invadiendo nuestros límites, si hacemos un buen uso, nos dará el coraje, nos empujará a marcar los límites adecuados y hacerlos respetar para que no se vuelva a repetir la situación que provocó la rabia.

Una perturbación repetitiva en la circulación de una emoción puede generar un desequilibrio energético profundo conduciendo a un incremento de la toxemia en el cuerpo provocando enfermedades crónicas tales como la fibromialgia, depresión, problemas cardiovasculares…

Las emociones según la Medicina Tradicional China y porque el Shiatsu contribuye a aliviar el sufrimiento emocional

Según la Medicina Tradicional China (MTC), en la que se apoya el Shiatsu, los aspectos físicos, emotivos y mentales son inseparables.  La teoría china de los 5 elementos nos dice que hay una emoción principal asociada a cada uno de ellos, así la Tierra se asocia con la inseguridad, el Metal con la tristeza, el Agua con el miedo, la Madera con la rabia y el Fuego con la alegría. Cada emoción está también relacionada con meridianos. Los meridianos son como ríos de energía (QI) que transcurren nuestro cuerpo cuyos estados están relacionados con el estado emocional y mental. Las emociones están también relacionadas con órganos y, por lo tanto, se reflejan en una parte concreta de nuestro cuerpo.

Un desequilibrio en cualquiera de ellas se puede manifestar como un exceso o como una ausencia de dicha emoción. Por ejemplo, el estar constantemente enfadado o rabioso, o por el contrario no sentir nunca rabia ante ninguna situación no es un estado equilibrado. Usando la MTC como soporte teórico para entender el funcionamiento global de nuestro cuerpo y en qué medida está afectada la circulación del Qi en los meridianos, podemos actuar aplicando un shiatsu enfocado a  restablecer el equilibrio energético. De hecho, según la MTC las enfermedades se manifiestan primero a nivel energético y luego a nivel físico. Al trabajar con shiatsu a nivel energético se está actuando como una auténtica y muy efectiva medicina preventiva.

 

En la figura siguiente, se presenta cómo las cinco emociones principales, miedo, ira, alegría, obsesión y tristeza están ligadas a la energía de los cinco elementos y a los meridianos y órganos correspondientes que son: agua (Riñón /Vejiga), madera (Hígado/Vesícula Biliar), fuego (Corazón/Intestino Delgado), tierra (Bazo Páncreas/Estomago) y metal (Pulmón/Intestino Grueso).

Para ver la figura de la teoría de los 5 elementos pincha aquí Teoria de los 5 elementos

El equilibrio dinámico que existe entre los meridianos y los órganos según la teoría de los 5 elementos

Durante la sesión de Shiatsu, recorriendo los canales de energía del cuerpo (meridianos) mediante presiones con los dedos o con las palmas de las manos, nos encontraremos con zonas donde la energía está estancada o por el contrario ausente, manifestándose físicamente como dolor (con o sin realizar presión), falta de sensibilidad, exceso de tensión muscular (contracturas), ausencia de tono muscular, calor o frío, resistencias a la movilización, etc.

Podemos así, trabajar sobre las resistencias a dejar fluir una emoción en particular porque para impedir el flujo natural de una emoción, se usa la energía de los meridianos.

Las diferentes estrategias de resistencia al flujo de las emociones

La desconexión

Para protegernos de una situación que percibimos demasiado violenta para nuestra mente, nos podemos desconectar. No queremos que nos toque, que nos emocione, que nos produzca un cambio interior y optamos por huir de ella, y generamos una disociación del cuerpo y de la mente. Para trabajar sobre esta tendencia y mejorar poco a poco la respuesta frente a situaciones fuertes podemos trabajar los elementos fuego, metal y agua y enfocar la sesión de shiatsu en los tsubos de los meridianos correspondientes.

 

No reconocer y no aceptar una emoción

Cuando una emoción nos molesta que sea por creencias inculcadas en la educación o por la presión del juzgamiento de la sociedad, no la reconocemos y no la aceptamos como propia. Entonces no podemos darle un espacio para vivirla. No nos permitimos vivirla. Aquí la respiración juega un papel muy importante ya que podemos usarla para no sentir plenamente. Si no queremos aceptar dicha emoción, bloqueamos la respiración o la hacemos muy superficial, así conseguiremos que la emoción pierda intensidad, pero también información útil de lo que está pasando. Para mejorar la respuesta, mejorar la conciencia frente a esta emoción podemos usar los meridianos de hígado, vesícula (elemento madera) y pulmón (elemento metal) pero también corazón (elemento fuego).

 

Reprimir o no expresar una emoción

A veces no nos podemos permitir expresar una emoción por el miedo al rechazo, al juzgamiento de los otros, por creencias, la educación también. En este caso reprimimos la emoción, la guardamos dentro y nos cargamos de una energía que nos va a desequilibrar profundamente. Podemos usar los meridianos del corazón, maestro corazón, intestino delgado, triple calentador (elemento fuego), intestino grueso, pulmón (elemento metal), hígado, vesícula (elemento madera), que afectan a los diferentes canales que tenemos para expresar las emociones: el cuerpo, la voz y la mirada.

 

No aprender la lección

En la parte final del ciclo de una emoción, viene el aprendizaje de la experiencia de la situación vivida. Es como un feedback que nos permite nutrirnos de la experiencia para adaptar nuestra respuesta ante un mismo tipo de situación si surge ulteriormente. Debemos integrar la experiencia plenamente para poder crecer como persona y seguir avanzando mejorando. Si nos resistimos, si nos negamos a analizar y tendemos a ignorar la lección, se puede aplicar Shiatsu en los meridianos de corazón e intestino delgado del elemento fuego y los meridianos Bazo páncreas y estomago del elemento tierra hasta que integremos la experiencia dentro de nosotros, transformando nuestra forma de pensar y poniendo los medios adecuados y coherentes mediante nuestras acciones.

Estas resistencias las podemos usar de manera puntual, adaptándonos adecuadamente a una determinada situación o de manera crónica, constante y predecible, esta situación de cronicidad es una de las causas que producen desequilibrios en determinados meridianos.

Cuando equilibramos estás energías mediante el masaje Shiatsu, empezamos a sentir cosas diferentes y a tomar conciencia de cómo usamos los mecanismos energéticos para defendernos o adaptarnos, y así poder comparar y decidir usarlos o no, aprendiendo sobre nosotros mismos y cómo nos relacionamos. Al desactivar dichos bloqueos, que son reflejos de nuestras resistencias, sentiremos que tenemos objetivamente más energía y más vitalidad.

 

Conclusión

Shiatsu terapia natural para equilibrar mente y cuerpo

El shiatsu es mucho más que una sencilla terapia manual. Es un arte maravilloso que nos puede apoyar en el duro pero necesario y apasionante aprendizaje de gestión emocional. Es adecuado para despertar, desarrollar y hacer más fina nuestra sensibilidad. El shiatsu nos puede ayudar a abrir la puerta que nos permite acceder a recursos internos y a desarrollar fuerza interna para enfrentarnos a los temas pendientes de la vida de una manera más autónoma, con serenidad.

El shiatsu es un buen acompañamiento cuando es necesario iniciar cambios en hábitos de vida o tomar decisiones importantes, y a cerrar ciclos vivenciales como en casos de duelos. Por supuesto solo es una ayuda y es necesario, como paciente, comprometerse de manera activa en el proceso de equilibración a través de nuestras acciones guardando presente en la mente que siempre el equilibrio es un concepto dinámico.

 

Por su acción eficaz sobre el equilibrio emocional, el shiatsu es una herramienta perfectamente indicada en caso de enfermedades que, o sea afectan a la salud emocional, o sea son influenciadas por el propio estado emocional como la depresión, los problemas hormonales, los trastornos cardiovasculares… Por eso el Shiatsu es una alternativa en el acompañamiento de enfermedades idiopáticas como la fibromialgia o la fatiga crónica. Estos trastornos tienen un origen en la represión de las emociones y es reconocido que el bloqueo emocional es uno de los múltiples factores que intervienen en el desarrollo de estas afecciones crónicas.

 

Bibliografia

Shiatsu Namikoshi Técnica oficial, Shigeru Onoda

Ling Shu. Hoang Ti, Nei King

José Antonio Espeso http://www.shiatsu-masunaga.es

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *